Skip to main content

¿Cómo ahorrar para comprar un carro?

Ahorrar y prepararse para comprar un vehículo

Todos tenemos metas y sueños que queremos cumplir al transcurrir el tiempo y una de las que muchos compartimos es la de comprar un vehículo. Adquirir un carro es una decisión que debe estar acompañada del compromiso, pues no se debe tomar a la ligera. En este artículo vamos a compartir contigo claves que te ayudarán a la hora de ahorrar para comprar un carro y realizar esa compra sin que te metas en problemas económicos.

Como ya habíamos explicado en el post «Tips para ahorra dinero que quizás no conocías» anteriores, ahorrar se puede resumir en pasos esenciales: Escribir tus gastos, realizar un presupuesto y preguntarnos para que queremos ahorrar. En este caso ya sabemos de antemano que la meta es un carro, debes identificar el monto del mismo y estimar en cuánto tiempo lograrás juntar ese dinero o uno aproximado que te permita adquirir un financiamiento de vehículo más cómodo. Abre una cuenta de ahorros o inicia el método de ahorro de tu preferencia, recuerda que es preferible que allí solo se guarde estrictamente el dinero que irá para tu vehículo, así no estás tentado a gastarlo. Antes de la compra del vehículo toma en cuenta:

Comprar un carro

1. Identifica tus necesidades

No todos los vehículos son aptos para todo el mundo, cuando analizamos que características necesitamos de un vehículo, se nos hará más fácil la selección de un modelo que se ajuste a nosotros. Al momento de ahorrar para comprar un carro es importante hacernos las siguientes preguntas:

¿Vas a andar solo o acompañado, ¿Necesitas espacio para cargar equipos o mercancía?, ¿Te interesa un motor o un carro?, ¿Alto consumo o bajo consumo de combustible?

Comprar un carro para la familia

2. Determina que cantidad puedes pagar

Al conocer tu presupuesto sabrás exactamente qué tipo de vehículo puedes costear. Usualmente la gente compra su vehículo con ahorros y con financiamiento. Si vas a pagar cash: ¿cuánto puedes gastar?

Si necesitas un préstamo prepárate e investiga todo lo relacionado al mismo: ¿Tienes en orden tu historial crediticio? ¿Por dónde andan las tasas de interés y plazos de préstamos para vehículos nuevos y usados? ¿Cuánto tienes de inicial (idealmente debemos acumular al menos el 20% del valor del vehículo que quiere comprar)?

3. Define qué te conviene más: ¿nuevo o usado?

Comprar un vehículo nuevo cero kilómetros está en perfectas condiciones, sin embargo al momento que sale de la agencia se devalúa en un 30% y, si su costo rebasa 250 mil o 350 mil pesos, deberá pagar la tenencia anual. A su vez,  los vehículos usados  tienen un precio accesible y el mantenimiento es barato, pero existe el riesgo a la hora de procurar piezas de repuesto o de comprarlo por el precio justo.

Define qué te conviene más: ¿nuevo o usado?

4. Prepárate para las responsabilidades que vienen 

Comprar un carro llega a la vida de uno para resolver problemas de transporte, pero a su vez trae consigo responsabilidades. Hay que asumir gastos fijos colaterales que antes no contemplabas: gastos de combustibles, mantenimiento, seguro, impuestos y cualquier otro ¨yeyo¨ que le pueda dar a tu carro.

5. Compara opciones

Investiga bien antes de realizar tu compra, no cometas el error de adquirir lo primero que veas. Elige dealers confiables y con sólida trayectoria empresarial. Visita diferentes lugares y evalúa las opciones.

6. Verifica el contrato antes de firmar

Pide copia del contrato para revisarlo; chequea las formas de pago, intereses y réditos moratorios por retrasos en las mensualidades. Si es usado, chequea en la Procuraduría que no tenga reporte de robo u otro delito.

Verifica el contrato antes de firmar

7. En caso de adquirir un crédito automotriz

Solicita una tabla de amortizaciones, la cual contiene las fechas de pago, intereses, aportaciones a capital, inicio y término del contrato y el número de las mensualidades por cubrir.

8. Ya compraste el carro ¿ahora qué?

  • Proteja su inversión: No falle en los mantenimientos recomendados por el fabricante.
  • Elija un taller de vehículo confiable.
  • Guarda todos los records (facturas, conduces, etc.) de mantenimientos y reparaciones.
  • Mantén al día todos tus pagos de seguro e impuestos de circulación. Guarda copias en tu casa u oficina de dichos documentos.

Para recibir más contenido como este, suscribete a nuestro boletín.