Skip to main content
como
Categories

¿Cómo solicitar un préstamo?

  • Post Date
    martes, 26 de abril de 2022

Después de minutos, horas, días, semanas, meses considerándolo. Ha llegado la hora de solicitar aquel préstamo que puede aportar en el cumplimiento de varios de tus objetivos. Pero te encuentras con la confusa realidad de no saber cómo proceder a solicitarlo. ¿Debes ir presencial?¿Lo puedo hacer desde casa? ¿Qué documentos necesito? ¿Me lo negarán? Es normal que todas estas preguntas aterricen en tu cabeza sin paracaídas. Solicitar un préstamo es una decisión muy importante, pero gratificante para el crecimiento financiero del solicitante.

¿Para qué cosas puedo solicitar un préstamo?

Solicitar un préstamo puede salvarte de una deuda, de pagar algún imprevisto material o de salud. El trabajo duro nunca será una mala opción, pero a veces necesitamos un empujón para cumplir lo que queremos. Al solicitar un préstamo puedes permitirte cumplir tus sueños e incluso los sueños de tus seres queridos.

Esta acción es tan común en la vida de todo adulto, que cualquier conocido, sea amigo, primo, padre, entre otros, ha solicitado un préstamo o conoce a alguien que lo ha hecho. Bien es cierto que solicitar puede significar un antes y un después en nuestras vidas. Pero un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

¿Para qué cosas puedo solicitar un préstamo?

Y en esta ocasión, para tener ese nivel de responsabilidad necesaria, llegan preguntas a nuestra mente, como las anteriormente mencionadas, a la hora de solicitar un préstamo.

Mientras más adultos nos volvemos, más inevitable se vuelve solicitar un préstamo. Pero que lo inevitable no sea sinónimo de falta de preparación, es importante conocer algunos puntos como a que lugar ir, que tipo de préstamo tomar, ventajas y desventajas.

¿Qué necesito para solicitar un préstamo?

a solicitar un préstamo?

Antes de acudir a alguna de estas entidades a solicitar financiación, deberás tener en cuenta que dependiendo del importe que pidas y el tipo de préstamo tendrás que cumplir con una serie de requisitos. Entre estos, los más comunes son:

  • Ser mayor de edad.
  • No superar tu capacidad de endeudamiento máximo.
  • Garantía de devolución de la deuda. Esto no aplica por lo general para los préstamos personales.
  • Tener un documento de identidad.
  • Explicar la cantidad exacta que necesitas y el fin para el que vas a usar el dinero.
  • Demostrar solvencia.
  • Escrituras de tu casa, contrato de alquiler, declaración de bienes o declaración jurada de tu patrimonio, en ocasiones.
  • Solicitud justificante de ingresos. De estar en nómina, basta con que muestres tus dos o tres últimas remuneraciones. Si, por el contrario, no estás trabajando pero cuentas con ingresos recurrentes también deberás demostrarlo.
  • Contrato de trabajo. Este paso va muy de la mano del anterior, de estar laborando por en una empresa, es posible que te pidan el contrato de trabajo.
  • No tener deudas actuales con impagos.

¿Dónde puedo pedir un préstamo personal?

¿Dónde puedo pedir un préstamo personal?

Al  solicitar un préstamo, primero pregúntate a dónde lo solicitarás, ya que dependiendo del lugar donde vayas, muchas cosas pueden cambiar. No hay un esquema universal de cómo se solicita un préstamo. Cada lugar es un mundo con sus propias reglas. Si es la primera vez que te encuentras en esta situación lo más seguro es que estés un poco perdido.

Puedes solicitar préstamos en:

  • Bancos.
  • Cajas de ahorro.
  • Empresas de tarjetas de crédito apoyadas por instituciones financieras.
  • Plataformas que gestionan préstamos entre particulares.
  • Cooperativas de ahorro y crédito.
  • Prestamistas privados.
  • Grandes superficies, supermercados y tiendas.

¿Cuándo pedir un préstamo?

¿Cuándo pedir un préstamo?

Tú decides cuándo es el momento adecuado para solicitar un préstamo. Por lo regular es una decisión que tomamos en base a nuestras necesidades y el tiempo para tomar la decisión de hacerlo depende mucho de ello. Muchas veces tenemos el tiempo para planificarlo y en otras ocasiones se nos presentan imprevistos que hacen que seamos rápidos en tomar la decisión. Lo importante es estar conscientes de todo lo que implica asumir esta responsabilidad y estar preparados para saber cómo responder ante ella. 

Solicitar tu primer préstamo puede ser un poco estresante, pero después de una primera vez todo se vuelve más fácil y sencillo. No dejes de trabajar por lo que te mantiene vivo, ayúdate con las herramientas adecuadas y sé sabio en el uso de las mismas.