Skip to main content
Tipos de préstamos: ¿Cómo saber cuál escoger?
Categories

Tipos de préstamos: ¿Cómo saber cuál escoger?

  • Post Date
    martes, 26 de abril de 2022

¿Hay más de un tipo de préstamo? Muchas veces, iniciamos proyectos con seguridad, sin embargo, a la hora de accionar, nos encontramos con circunstancias que nos impiden avanzar. Sean por situaciones personales, financieras, o incluso por falta de conocimiento. Si ya has tomado la decisión de hacer realidad aquel sueño que tanto deseabas, es tiempo de conocer los tipos de préstamos que te ayudarán a cumplirlo. 

Solicitar un préstamo es un proceso que puede ser atemorizante para quienes son primerizos e inician su vida financiera; mas, no hay nada que temer, recuerda que el conocimiento es saber. Conoce cuáles tipos de préstamos existen, y empieza a hacer de tus sueños un hecho.

¿Cómo se clasifican los préstamos?

¿Cómo se clasifican los préstamos?

Dime cual es tu necesidad u objetivo, y te diré qué préstamo necesitas. Los tipos de préstamos se clasifican según su finalidad y durabilidad. Es decir, dependiendo de hacia qué o quienes va dirigido el préstamo pueden funcionar diferentes. Al igual que su tiempo de vencimiento.

Tipos de préstamos según el objetivo o finalidad

  1. Préstamos personales
    Los préstamos personales son aquellos que te salvan de emergencia o te permiten cumplir con metas a corto plazo. Por lo general, los préstamos personales se reducen a pequeñas cantidades de dinero e intereses, siendo asequibles de pagar. La mayoría de estos préstamos van dirigidos a eventos sociales como bodas, cumpleaños, viajes, entre otros.

    Este tipo de préstamo se consolida mediante un contrato en el cual se establece la cantidad del monto y las cuotas para pagar y sus intereses.
Tipos de préstamos según el objetivo o finalidad
  1. Préstamos al consumo
    Los préstamos de consumo cuyo propósito es cumplir las necesidades personales de quien obtiene el servicio, por lo general van destinados a la adquisición de bienes inmobiliarios, electrodomésticos, y otros consumos no profesionales.

    Este tipo de préstamo se le considera más como una especie de pago aplazado. Tras solicitarlo y entregar los documentos, se evalúa y posteriormente se acepta o deniega. Una curiosidad a destacar de este préstamo de consumo es que no aplica garantías.
  1. Préstamos de estudios
    El conocimiento es poder. Los estudios siempre serán importantes. Hay que luchar por ese sueño de ejercer lo que tanto deseas. Pero… ¿Cómo? Por ello, existen los préstamos de estudios.

    Dentro de los préstamos para estudio que puedes encontrar, están los siguientes:
  • Préstamo para becas
  • Préstamo para matrículas
  • Préstamo para postgrado
  • Préstamo para estudios en el extranjero
  1. Préstamos hipotecarios
    Los préstamos hipotecarios van destinados a la adquisición de un inmueble. Este tipo de préstamo, a diferencia de los demás, tiene la ventaja de ser un préstamo a largo plazo y su tasa de interés es menor y más accesible. Es por esto que los préstamos hipotecarios son una de las operaciones de préstamo más seguras tanto para el beneficiario como para la entidad que la concede. Ya que asegura un cumplimiento del trato, y permite al beneficiario lograr sus objetivos con comodidad.
  1. Prestamos para empresas
    Estos préstamos son populares entre las empresas para la financiación sea de producción, inversión en activos fijos o expansión.

    Las tasas de este tipo de préstamo varían dependiendo de los estándares de la entidad bancaria y hacia qué finalidad va destinado el préstamo. Por lo general, los requisitos que se solicitan van desde documentos que acrediten el nivel de facturación mensual o anual de la empresa, al igual que comprobantes que determinen la existencia legal de dicho negocio y sus propietarios.
Tipos de préstamos según la duración.

Tipos de préstamos según la duración.

  • Préstamos a corto plazo. Estos préstamos tienen un tiempo de un año de vigencia. Por lo general, los intereses son más altos y varían dependiendo de la solicitud.
  • Préstamos a medio plazo. Este tipo de préstamos tiene entre 1 a 3 años de vigencia. Las tasas de interés son relativamente más bajas que los préstamos a corto plazo. 
  • Préstamos a largo plazo. Este proceso es superior a los 3 años, sus tasas son menores puesto que se dividen en mayor cantidad de cuotas.

Con todo lo dicho, si ya has tomado la decisión de iniciar aquel sueño que tanto has deseado, puedes ir con seguridad a tu entidad financiera de preferencia y solicitar el tipo de préstamo que mejor se adecue a tus necesidades. Recuerda que el conocimiento es poder, ahora que tienes el poder, acciona.